VIDEO



El director académico de la Superior Juan Serrallés Colón, José Rodríguez indicó sentirse complacido con la receptividad de sus estudiantes ante la nueva enseñanza virtual. 


Son miles los estudiantes puertorriqueños que se encuentran ante una nueva realidad de enseñanza académica virtual. El temor al contagio, a causa de la pandemia Covid19, provocó que las autoridades del ministerio público, rediseñen el método de aprendizaje en todas las escuelas a través de la Isla, incluyendo el universitario y preescolar.

Megapagepr.com hizo un recorrido por una de las escuelas con el mayor índice académico de la Región Ponce, Superior Juan Serrallés Colón, en el barrio Coto Laurel, siendo testigo de la inexistencia de los estudiantes en este plantel, palpando el vacío que se vive dentro y alrededor de sus históricos edificios, construidos hace más de un siglo.

Se topó con salones de clase, pasillos y patios de recreo vacíos. El servicio del comedor escolar, ahora se trabaja para que los padres busquen los almuerzos, servi carro (sin bajarse del automóvil), y continúen la marcha, tratando de minimizar el contagio con los empleados escolares, manteniendo el distanciamiento físico y social, que el gobierno central de la gobernadora Wanda Vázquez, impuso hace unos meses.

"Estamos ahora en una nueva realidad. Esta es la realidad del Departamento de Educación (DE) a causa de la pandemia y los terremotos ocurridos en enero. Estamos en el patio de la escuela (Superior Juan Serrallés Colón), y por lo general a esta hora estaba lleno de muchachos (estudiantes), en su almuerzo; hoy está vacío", expresó un emocionado director escolar, José Rodríguez, quien lleva 10 años al mando del plantel escolar.


En estos momentos, toda su matrícula yace en sus hogares aprendiendo el material educativo de forma virtual, a través de sus computadoras.

"Tenemos a todos los maestros conectándose con los estudiantes por internet, gracias a la plataforma Teams, tocando una nueva educación para todos", explicó Rodríguez.

Este indicó que la mayoría de las personas piensan que la tecnología llegó para sustituir a las personas, en este caso a los profesores escolares, quienes son la pieza clave en toda la ecuación escolar.

"Yo entiendo que la tecnología nunca nos va a sustituir, pero será herramienta que nos ayude para llegar a nuestros muchachos. Prácticamente estamos ejerciendo el mismo trabajo. El maestro se presenta con su material, el estudiante recibe la información. Si hay dudas, hacen una pausa; exactamente cómo si estuvieran en el salón de clases; exponen sus dudas, el profesor explica; y quien necesite ayuda adicional, los profesores están conscientes, y hacen un aparte con el estudiante o con los estudiantes que tengan la necesidad de una revisión más compleja", detalló Rodríguez.


Megapagepr.com tuvo la oportunidad de estar presente en varias clases virtuales: matemáticas, dirigida por profesor Romero; inglés, con Mr. Marcucci; y tecnología con la maestra Ivette Alvarado.

Estos contaron que la nueva experiencia ha ido ganando adeptos poco a poco, entendiendo que sus estudiantes están más cómodos que en los primeros días.

La primera en tomar la palabra fue Miss. Alvarado, dando la impresión que sus estudiantes están más cómodos hoy, que en los primeros días de clase.

"Es algo normal y legítimo que estudiantes y padres se preocupen por la nueva enseñanza, aunque muchos de ellos estén familiarizados con la tecnología. Estos chicos llevan más de una década instruyendose de forma presencial, y de un día para otro, se les indica que su formación será virtual; eso crea un choque", apuntó Alvarado. "Al menos a mis estudiantes, los veo más confiados y tranquilos", continuó diciendo.


Por otra parte, Marcucci entiende que la enseñanza en línea o virtual tiene su ventaja y desventaja.
"Lo positivo es que podemos continuar dándole el material y enseñanza a nuestros estudiantes. El lado negativo es cuando el estudiante necesita refuerzo individual. Hay muchos que necesitan sus clases presenciales; pero buscamos la manera de llevar el mensaje y una buena explicación, para que todos entiendan la matería. 

En tanto, el profesor Romero, quien imparte matemáticas, con varias de sus ramificaciones, como trigonometría, exhorta a sus estudiantes a no rendirse y mantener el enfoque, ya que su futuro éxito depende del mismo.

Así las cosas, Rodríguez no pierde la esperanza de que sus estudiantes regresen a su plantel, y se vuelva a sentir en la escuela esa chispa de inquietud que tienen los jóvenes por aprender.

"Esperamos en Dios que, paulatinamente, estos patios vuelvan a llenarse de estudiantes, los necesitamos. Cuando comencemos otra vez a trabajar con los muchachos en la escuela, de forma presencial, queremos que estas estructuras sientan todas esas almas, porque la razón de ser de las escuelas son los muchachos", subrayó Rodríguez, quien en todo momento dijo extrañar a sus alumnos.